Esta rama de la psicología profundiza en la transición a la parentalidad desde la búsqueda del embarazo hasta el primer año de vida del bebé. Dentro de la misma se considera que ser madre o padre excede lo biológico, inscribiéndose en un contexto social, cultural y psicológico determinado y complejo. La psicología perinatal está orientada al fomento de la salud madre-bebé y a la prevención de dificultades, así mismo busca favorecer el bienestar emocional durante la búsqueda del embarazo, los procesos de reproducción asistida el parto, el post-parto y la crianza temprana.

Podéis leer aquí en una entrevista que me han realizado hace algunos meses, más detalladamente sobre el tema.